El Rol De Las Madres Dentro Del Núcleo Familiar: Ser La Mujer Maravilla O Una Mujer Maravillosa

En este mes de Mayo se celebra en varios países de Latino América el “Dia de las Madres”, es por tal motivo que en este artículo quiero celebrar y reconocer el gran trabajo que realizan día a día con el único fin de demostrar el gran amor que sienten por sus familias.

Así que comencemos con ese primer instante en donde por primera vez recibiste la noticia de que en tu vientre se estaba gestando una nueva vida. La emoción de un nuevo ser dentro de ti, mezclada con el temor y la incertidumbre de pensar… ¿seré una buena Madre?, ¿en idioma le voy a hablar (esto tomando en cuenta que muchas familias que residen en los Estados Unidos hablan en casa más de un idioma, además del inglés)? Cuales valores tendrá como pilares al momento de educarlo, en que escuela asistirá, etc.

Ser Madre es un privilegio que conlleva una gran responsabilidad, sobre todo en los hogares en donde la cultura dicta que ella es la única responsable del cuidado integral de los hijos.

Están activas los 365 días del año y en días de enfermedad, se mantienen vigilantes, hasta que los hijos se sientan mejor.

Se convierten en abogadas ante cualquier situación de injusticia, son chefs, diseñadoras de moda; especialmente en festivales, shows de talento u otro evento escolar, se convierten en escultoras, pintoras, arquitectas; cuando de proyectos y presentaciones se trata.

Continúa leyendo para aprender más sobre Luz…

En algunos días son psicólogas, consejeras y motivadoras; sobre todo si los hijos han tenido un día complicado. Son maestras y entrenadoras personales, son nutriólogas, si los hijos no están comiendo equilibradamente, estilistas en eventos especiales, choferes con disponibilidad las 24 horas, se convierten en las mejores detectives, buscadora de objetos perdidos, porristas en eventos deportivos, reposteras en el día de cumpleaños, administradoras de tiempo y recursos, si tienen niños pequeños son: escritoras de mini historias, cuentacuentos con todo y actuación, experta en manualidades, bailarinas y cantantes de las canciones de moda y más.

Sin embargo, el rol más importante que desempeñamos es el de guías y modelos a seguir principalmente para nuestros hijos. Por qué siendo realistas como podemos exigir a nuestros hijos buenas calificaciones, que se esfuerce más, que sean responsables, que lean, que sean exitosos, que practiquen los valores familiares si en nuestro hogar nosotros no hacemos nada de lo les decimos que hagan.

Una frase que viene a mi mente constantemente es “Las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra” ya que por más que deseemos que ellos sean sobresalientes el primer paso para motivarlos es salir de nuestra zona de confort y aventurarnos a ser esa fuente de inspiración que los mantenga encaminados hacia su realización personal.

Muchas dejaron en espera sus sueños y sus metas, olvidándose de ellas y enfocándose en las de sus hijos. Pero al final ellos volarán con alas propias y tarde o temprano dejarán el nido que los vio crecer. Podemos esperar hasta ese momento para decidir qué haremos con nuestra vida o podemos comenzar ahora elaborando nuestras metas y dándole vida a nuestros sueños.

“No somos la mujer maravilla, pero podemos transformarnos en una mujer maravillosa” que sea fuente de inspiración para quienes la rodean, especialmente inspirándote a ti misma a ser cada dia la mejor versión de la gran mujer que puedes ser.

Luz María León
Author: Luz María León

Luz María León L. nació en la Ciudad de México, el 27 de diciembre de 1981.Es la menor de cinco hermanos fruto del matrimonio entre el Sr. Arturo León y la Sra. Aurelia Lorenzo. Su infancia transcurrió felizmente hasta la edad de 10 años, desafortunadamente su familia se fracturo al separarse sus padres. Continuo con sus estudios a nivel secundaria hasta finalizarlos. Posteriormente comenzó la preparatoria, sin embargo, ciertos acontecimientos hacen que su vida de un vuelco de 180°. La irreparable pérdida de su madre le cambió el panorama, dándole un giro total a su vida. Fue entonces que decidió venir a radicar a USA a la edad de 21 años. Fue aquí donde contrajo matrimonio con Jaime Martínez en el año 2004 y en el 2005 tuvo la gran dicha de convertirse en madre de su primer hijo llamado James, mientras tanto laboraba en una fábrica de muebles hasta el 2009, cuando debido a la recesión que hubo en el país se hizo recorte de personal y perdió su trabajo, pero eso a su vez le dio la oportunidad de ser voluntaria en la escuela Lincoln Elementary donde su hijo asistía al preescolar, fue ahí donde comenzó su amor...

Leave a Reply

Your email address will not be published.