Dual Language Schools: Palabra de la semana para la bilectoescritura¡Hola!

10/2019
Author Photo: Velázquez Press

Photo for: ¡Hola!

El 3 de agosto de 1492, Cristóbal Colón y su tripulación salieron de Palos de la Frontera, en el sur de España, y navegaron en el océano azul a bordo de La Niña, La Pinta y la Santa María. Colón y su tripulación llegaron a una de las islas de Las Bahamas en la madrugada del 12 de octubre de 1492. Los taínos, los pueblos nativos con los que se encontró, fueron amigables con él y su tripulación. Eventualmente, las relaciones que formaron los europeos y los americanos se deteriorarían. Pero uno se pregunta cómo fue su primer encuentro. ¿Cómo se saludaron? ¿Les habló Colón en castellano o genovés (el concepto de español e italiano tal como lo entendemos hoy no existía en ese entonces)? ¿O saludó a los "indios" en sánscrito? Improbable. Desafortunadamente, la lengua taína se extinguió en el siglo XVI, cien años después del primer encuentro des ese 12 de octubre.

Muchos de los habitantes nativos que Colón encontró en el Caribe eran de origen arahuaco, cuyos antepasados ​​provenían de las profundidades del Amazonas. Aunque el taíno ya no se habla, otros arahuacos han sobrevivido y se les puede escuchar en las regiones interiores de Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y Brasil. El guaraní es uno de los idiomas nativos de América del Sur más conservados, siendo un idioma oficial en Paraguay, junto con el español. En Chile, el idioma mapuche es hablado por los mapuches, o araucanos. Si Colón los hubiera encontrado, los mapuche probablemente lo saludarían con un amable mari mari.

Las culturas de Mesoamérica fueron influenciadas por la cultura azteca y su idioma, el náhuatl. Al sur de la esfera de influencia azteca estaban las muchas ciudades-estado mayas. Hoy, muchos dialectos del idioma náhuatl se hablan en el centro de México. En el náhuatl oriental de la Huasteca, la gente dice pialli cuando saludan. En la península de Yucatán, Belice y Guatemala, los antiguos mayas dejaron huellas de una civilización extraordinaria. Afortunadamente, los muchos descendientes de este pueblo antiguo han vivido hablando una gran variedad de idiomas mayas. Una de estas variedades es el maya mopán, que se habla en Belice y Guatemala, donde, si conoces a los lugareños que hablan el idioma, asegúrate de decirles d'yoos.

Estados Unidos no carece de una rica diversidad lingüística nativa. El cheroqui, un idioma hablado en Oklahoma y los Apalaches, tiene una rica historia y un interesante sistema de escritura. Para saludar, solo di ᎣᏏᏲ (osiyo). El lakota, un idioma siux que se habla principalmente en las Dakotas, Montana, Minesota y Nebraska. Cuando los lakotas quieren saludar, los hombres y las mujeres dicen háŋ, pero háu solo está reservado para los hombres. En navajo, hablado en Arizona, Colorado, Nuevo México y Utah, yá’át’ééh significa 'hola'. Otro idioma que se habla en el Suroeste de los Estados Unidos y en el Norte de México es el apache, donde, seguro, puedes decir hola o hello, pero ¿por qué no le das una oportunidad a dagot'ee?

El 12 de octubre tiene muchos nombres en jurisdicciones donde esta fecha es importante. En España se llama Fiesta Nacional de España. En algunos países hispanoamericanos, se llama Día de la Hispanidad, un día para celebrar la herencia española que heredamos de España. En México, se llama Día de la Raza, aludiendo a la celebración de pueblos de herencias amerindias, europeas, africanas y asiáticas que se mezclaron para formar un pueblo latinoamericano único pero diverso. Aquí en los Estados Unidos, sin embargo, se llama Día de Colón. Para los italoestadounidenses, significa que un italiano pudo estar en el centro de atención estadounidense en un momento en que muchos italoestadounidenses se sentían marginados en este país. Sin embargo, recientemente se ha prestado mucha atención a los aspectos negativos del "descubrimiento" de Colón, y por una buena razón. No debemos olvidar que para los habitantes originales de las Américas no todo fue genial, y muchos pueblos murieron, las culturas se perdieron, los idiomas se desvanecieron y las civilizaciones ricas, que jamás se podrán recobrar, desaparecieron. Afortunadamente, gracias a los amerindios de hoy y junto con los esfuerzos de varias organizaciones, universidades, instituciones e investigaciones, hemos podido preservar, enseñar y aprender muchas culturas, idiomas y tradiciones amerindias sobrevivientes.