Dual Language Schools: Palabra de la semana para la bilectoescrituraLibertad o muerte

07/2019

Photo for: Libertad o muerte

Este cuatro de julio marca el vigésimo segundo aniversario de la declaración de independencia de las Trece Colonias norteamericanas de Gran Bretaña en 1776. Uno de los temas centrales de la independencia estadounidense es la libertad. Pero ¿qué es la libertad? La libertad es una palabra que con muchos sentidos: la facultad natural de hacer lo que uno quiera, el estado o la condición de no ser esclavo y, en términos políticos, el derecho a la libre determinación individual.

Libertad es una palabra de origen latino —libertas— que también dio forma al italiano libertà, al francés liberté y al portugués libertade. En inglés, hay dos palabras para decir libertad: freedom y liberty. Freedom es la palabra original inglesa que tiene cognados con Freiheit en alemán, frihed en danés y vrejheid en neerlandés. Liberty ingresó al idioma inglés en el siglo XIV del francés antiguo (liberte). La razón por la cual hay dos palabras para decir libertad en inglés es porque en 1066, Guillermo II de Normandía invadió Inglaterra, y con esta conquista trajo con él los idiomas normando y francés, y también normas culturales que cambiarían la cultura de la Inglaterra medieval.

Cuando las Trece Colonias se unieron para liberarse del yugo británico, estas declararon que cada ser humano está dotado con los derechos inalienables: la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. También en la Francia revolucionaria se oiría reclamos hacia la libertad del hombre común. El político francés Maximilien Robespierre acuñó la expresión “liberté, égalité, fraternité”, o sea “libertad, igualdad, fraternidad”. Esta expresión es el lema nacional de la República Francesa y de la República de Haití.

Tenemos la suerte de vivir en una democracia occidental, donde está arraigada en nuestra cultura que todos los seres humanos somos creados iguales, y por lo tanto merecemos todos vivir como uno quiere con libertad y sin miedo, siempre y cuando no atentemos contra los derechos del prójimo. Desafortunadamente, no hay muchos lugares en el mundo que tengan ese lujo, y muchos sufren por no tener libertades económicas y personales que ayuden a mejorar sus vidas y ejercer sus capacidades que tal libertad les pudiera otorgar. Este cuatro de julio, celebremos que en los Estados Unidos todavía podemos disfrutar de la libertad, ya sea para expresarse, para amar y para protestar. ¡Feliz día de la independencia!

Si disfruta de la Palabra de la semana, no se olvide de suscribirse a nuestro boletín semanal.

Fuentes:

https://dle.rae.es/?id=NEeAr5C