Dual Language Schools: Palabra de la semana para la bilectoescrituraLos múltiples orígenes de la sandía

08/2019
Author Photo: Velázquez Press

Photo for: Los múltiples orígenes de la sandía

La sandía es la fruta perfecta para los días más calurosos del verano. La pulpa de la sandía, densa en agua, de color rojo brillante y refrescante, nos recuerda a pícnics de verano, comidas en familia y deliciosos cocteles. La sandía que conocemos y amamos hoy en día no era la misma hace miles de años. ¡Los científicos dicen que los antepasados ​​de la sandía eran más pequeños, pálidos y amargos! Los orígenes de la sandía vienen de África, pero muchos disputan si la fruta vino del oeste, norte o sur del continente. Independientemente de la región, el antiguo Egipto gana por haber documentado la historia del cultivo de la sandía: semillas de sandía excavadas y pinturas que datan de más de cuatro mil años. Gracias al flujo eterno del Nilo, las sandías, junto con otras frutas y verduras, han tenido una larga historia en la dieta de los egipcios. Los egipcios creían que la sandía era importante por sus cualidades refrescantes que semillas de sandía se han descubierto en muchas tumbas antiguas, incluida la del rey Tutankamón.

Los árabes introdujeron las sandías a Europa cuando estos conquistaron el sur de España en el siglo VIII. En el Oriente Próximo, las sandías eran conocidas y cultivadas desde la Antigüedad. Las sandías incluso fueron parte de los diezmos dados a los sacerdotes en el Segundo Templo en Jerusalén. La Biblia hebrea las menciona como frutas que se comían en Egipto. La palabra hebrea para sandía es אבטיח (avatíaj), que es un cognado con el árabe بطيخة (biṭṭīja), que está relacionado con palabras que significan ‘grande’, ‘voluminoso’ o ‘corpulento’. Sin embargo, los hablantes del árabe de Al-Ándalus, la España islámica, no la llamaban biṭṭīja. El mundo islámico en la Edad Media se extendió desde Iberia hasta el subcontinente indio. Hay una región en el Pakistán de hoy llamada Sind. Esta área aparentemente era conocida por sus sandías, la sandía de Sind, que en árabe sería biṭṭīja sindía (بطيخة سندية). En Al-Ándalus, estas frutas se conocerían como sandía, y así pasó al castellano como nombre de la fruta.

Yendo más al este, durante el Año Nuevo chino, muchos celebrantes en China y Vietnam disfrutan de muchas comidas con parientes y amigos. Una botana favorita en este tiempo son las semillas de sandía, que simbolizan fertilidad. Las sandías han sido un elemento básico en China desde la Edad Media. La palabra china para sandía es 西瓜 (xīguā), o “melón occidental”. En este caso, “occidental” no significa del oeste, sino del oeste de China. Las sandías viajaron a China en la Ruta de la Seda desde Persia, donde se les conoce como هندوانه (hendevāné), que significa “de la India”.

Este verano, como muchos otros días calurosos, tómese un tiempo y vaya de pícnic y disfrute de rodajas de sandía, o a la playa, donde puede disfrutar el sol y la brisa del mar tomándose una rica agua de sandía. ¡Incluso hay recetas de sandía a la parrilla! El lugar de nacimiento de la sandía estaba en algún lugar de África. Su primera aparición fue en el antiguo Egipto y se extendió por todo el Cercano Oriente, el Mediterráneo, Europa, China y luego América. Lingüísticamente, sin embargo, parece que el Indostán es el origen de la sandía para persas e hispanos. Independientemente de los orígenes, la sandía es un delicioso manjar que todos podemos disfrutar.

Si disfruta de la Palabra de la semana, no se olvide de suscribirse a nuestro boletín semanal.